Declaración de CATA a la Cancelación de DACA

Ayer, el 5 de septiembre de 2017, el gobierno del Presidente Trump puso terminó el Programa de Acción Diferida por Llegadas de la Infancia, comúnmente conocido como DACA. Es otro ataque a la comunidad inmigrante a medida que avanza su agenda racista y anti-inmigrante, que también ha creado la prohibición de viajar para inmigrantes de ciertos países, ha aumentado de las detenciones y las deportaciones, ha amenazado crear un muro en la frontera y ha debilitado los derechos de los trabajadores inmigrantes.

DACA dio a muchos jóvenes indocumentados que habían llegado a los Estados Unidos cuando eran niños pequeños un permiso de trabajo y la capacidad de conseguir una educación superior. El permiso de trabajo de DACA permanecerá válido hasta su fecha de vencimiento y si el permiso expira antes del 5 de marzo, los solicitantes deben renovar para otro permiso de dos años antes del 5 de octubre.

Mientras tanto, el Presidente Trump le ha dado seis meses al Congreso para que presente un proyecto de ley de una reforma migratoria, algo que ellos han sido incapaces y no están dispuestos a hacer por más de 15 años.

“La revocación de ayer del programa DACA sólo revela la profundidad del racismo y la xenofobia en nuestra sociedad y su influencia sobre nuestro sistema político. Es una llamada para nosotros, comunidades de inmigrantes y aliados, para nombrar esto lo que es y para mantener nuestro gobierno responsable de proporcionar una resolución real y humana a la crisis de inmigración de nuestro país,” dijo la Directora Ejecutiva de CATA, Jessica Culley.

Es importante recordar que la terminación del programa DACA es parte del problema, pero no es todo el problema. Este país necesita desesperadamente una reforma migratoria compresiva, no sólo permisos de trabajo o estatus temporales para ciertos grupos de personas. A muchos políticos les resulta más fácil justificar un programa como DACA, diciendo que los recipientes están aquí “sin culpa por su cuenta” porque fueron traídos cuando era niños muy pequeños. Ahora no es el momento de separar a los niños de los padres o culpar a los padres por traer a sus hijos aquí, ellos no son el enemigo. Están aquí porque querían una vida mejor y mejores oportunidades para sus familias. El enemigo es el sistema -las leyes de inmigración injustas y las políticas comerciales injustas- que han creado la pobreza y las comunidades marginadas que son las causas principales de la migración.

“A los dreamers que no se desesperen – que deben de sumarse a la lucha porque esto apenas va iniciando. Tenemos que luchar para que el Congreso de una respuesta, no solamente por los dreamers, sino por todos,” dijo Efren Diego, Presidente de la Junta de CATA.

CATA está aquí para apoyar a los miembros de DACA y para pedir al Congreso que aproveche esta oportunidad para aprobar una verdadera reforma migratoria, no un plan fragmentario que castigue más a la mayoría de los inmigrantes indocumentados que viven en este país. Estamos unidos con la comunidad DACA y seguiremos defendiendo lo que sabemos que es correcto y justo, a pesar de que la administración está haciendo todo lo posible para dividir y reprimir. Esto no nos dividirá; sólo nos hará más fuertes.

^